PICOTEO PELIGROSO VS SNACK SALUDABLE

Comidas entre horas, esa es la característica que comparten el “picoteo peligroso” y el “snack saludable”. Diferenciar entre estos dos conceptos tiene su importancia, puesto que el primero te llevará al descontrol de tu dieta mientras que el segundo forma parte de tu plan de comidas y facilita el cumplimiento de las comidas principales.

                         snack_saludable_carrusel.jpg

 


El cuerpo es una máquina que necesita energía para funcionar. Aportar esa energía de forma gradual favorece la quema de calorías, por el contrario si el organismo sufre largos periodos sin “combustible” detecta que puede tener carencias y saltan las alarmas. El metabolismo se ralentiza puesto que cuando el organismo se ve con deficiencias tiende a gastar menos y almacenar en forma de grasa.

El picoteo no es una buena costumbre. Está asociado a comer lo que se nos pone por delante, sin valorar su impacto en nuestra dieta. Ir a por agua al frigo y terminar comiendo un quesito, comer galletitas porque tu compi de trabajo abre un paquete en la oficina, las patatas fritas que te ponen para acompañar tu consumición, … Y suma y sigue. Son “piscolabis” que parecen inofensivos, pero que finalmente terminan rompiendo el equilibrio de tu dieta. No te sacian, es más, podríamos decir que abren el apetito. Además, no son precisamente alimentos “sanos”, la mayoría tienen un alto aporte calórico y son ricos en grasas.

 

maxresdefault.jpg

A diferencia de lo anterior, los “Snacks Saludables” son comidas ligeras programadas dentro de tu plan para estar en forma. Sirven para romper los largos periodos de tiempo entre las comidas principales. Explicándolo de forma muy llana, podríamos decir que el hecho de repetir diariamente el hábito del almuerzo y la merienda el cuerpo lo sabe interpretar. Al ser una comida planificada puedes cuidas las cantidades y la calidad de lo que ingieres. Dependerá de tu actividad diaria, pero normalmente son comidas ligeras. Ejemplos de ello son: tosta de jamón y una naranja, yogur desnatado con nueces y piña troceada, montadito de pavo y tomate… El snack es un gran aliado dentro de una dieta saludable, gracias a él mantendrás la ansiedad a raya y serás capaz de controlar los atracones.

Ten siempre presente que saltarse una comida no es una buena idea, te alejará de tu objetivo. Una buena planificación de comidas debe incluir un mínimo de 5 comidas.

 

14224965_1147858968605320_4630411184570267306_n.jpg

Te propongo un ejercicio: Haz una lista con 5 snacks de media tarde. Ponlo en práctica los próximos días… verás cómo llegas a la cena con menos hambre, lo que hará que la última comida del día será más ligera, dormirás mejor y te levantarás con ganas de desayunar para empezar el día con energía y luciendo sonrisa. :)

 

Raúl Personal Trainer.