Gracias por visitar la Cocina de Raúl Personal Trainer.

Aquí podrás encontrar toda la información que necesites sobre platos saludables, recetas de cocina, snack saludables, que te ayuden a complementar tu entrenamiento , y te acerque a conseguir los objetivos más rápidamente , sin renunciar al placer de la comida.

Siempre desde el respeto por cocinar alimentos reales, saludables, nutritivos, apostando por tu Salud.

Conoce nuestros platos y recetas saludables entrando  en nuestra Cocina Saludable, será un placer ayudarte.


PIZZA FIT CON BASE DE COLIFLOR 

img_8982_1jpg



Ingredientes de la masa:

1 coliflor
2 huevos
1 pizca de sal
Pimienta
Queso Fit rallado
Ingredientes de relleno:

Tomate bajo en calorías
Queso Fit rallado
Pavo
Cebolla
Pimiento
Champiñones
Atún
..

Preparación de la masa:

Picar la coliflor bien limpia ( tiene que quedar como si fuera arenita )
Una vez picada añadimos los huevos, el queso y salpimentamos al gusto, opcional añadir cualquier especia ( nosotros hemos añadido orégano)
Con un tenedor mezclamos todo muy bien.

Mientras lo mezclamos todo, ponemos el horno a 225 para que vaya precalentando.

Una vez que ya tenemos la masa, vamos a proceder a darle forma a la base.

Añadiremos toda la masa a una bandeja de horno ( con papel resistente ) y con las manos aplastamos y damos forma( no dejar la masa muy fina ya que con los ingredientes puede romperse, dejamos un dedo o dedo y medio de grosor)

Una vez la tengamos con la forma, la metemos al horno 15 min para que quede seca y doradita ( 225, calor arriba y abajo, controlándolo)
Una vez han pasado los 15min, que haya quedado sequita y crujiente los bordes, añadimos los ingredientes del relleno.
Metemos de nuevo en el horno otros 15 min más para que se termine de hacer y lista.


BIZCOCHO FIT DE SABORES CON CLARAS Y HARINA DE AVENA. Raúl Personal Trainer

img_9425jpg


INGREDIENTES (para un bizcocho):

Harina de avena de sabores (adaptable a vuestras cantidades, 50 gr sería una cantidad estándar
1 huevo
3 claras (100 ml)
Edulcorante líquido
Agua (la proporción es de 10 gr menos que la cantidad de harina que usemos – para 60 gr de harina, 50 de agua; para 30 gr de harina, 40…)



PROCEDIMIENTO:

En un bol (yo uso un recipiente alto y alargado), echamos las claras para montarlas a punto de nieve junto a un chorro de edulcorante. Yo también separo la clara que lleva el huevo entero para tener más cantidad (pero es totalmente opcional). Este paso es el más importante y mejor que echéis mano de una buena batidora de mano con varillas. Deben quedar perfectamente montadas, que parezca nata. Podemos probarlo girando el bol completamente hacia abajo: si no se caen están al punto.
Añadimos la yema del huevo (o el huevo entero si no lo hemos separado antes) y seguimos batiendo.
Cuando esté todo bien incorporado, añadimos el agua y batimos hasta que se integre todo perfectamente (insistiendo para que no quede líquido en el fondo).
Ahora llega el paso más crítico: el momento de añadir la harina. Separamos las claras en dos partes iguales. Añadimos cucharada a cucharada la harina a una de esas partes. Es importante ir integrándola con movimientos envolventes para evitar que las claras se bajen. Paciencia. Para realizarlo, yo desenchufo la batidora y me ayudo simplemente con las varillas. La mezcla debe de quedar muy cremosa y espumosa. Una vez incorporada toda la avena, simplemente añadimos con mucho cuidado la otra parte de las claras y mezclamos con suavidad.
Superado el momento crítico con éxito, nos disponemos a enmoldar. Yo uso el clásico molde de silicona para “plumcakes” que venden en cualquier bazar chino y tiene forma rectangular. Lo importante es que la mezcla llene casi completamente el moldepara que el bizcocho os quede alto y esponjoso. 


img_9426jpg
Una vez enmoldado, horneamos a 180ºC durante 15-20 minutos en el horno previamente precalentado. Igualmente, cada horno es un mundo, así que las primeras veces que lo hagáis id introduciendo un palillo a partir de los 10 minutos para probar si está hecho o no. Lo estará cuando el palillo salga totalmente limpio.
Cuando esté hecho, sacar del horno y dejar enfriar totalmente para desenmoldar.
Servir solo, con café, mermelada, con salsa de proteína… ¡Al gusto!



Raúl personal Trainer

COOKIES FIT DE AVENA CON PEPITAS DE CHOCOLATE 

img_89843jpg

Ingredientes

2 o 3 tazas de avena
1 plátano maduro
2 o 3 claras de huevo
Un puñado de pepitas u onzas de chocolate negro
Stevia (al gusto )
Una cucharadita de levadura
Coco rallado y canela ( opcional)



Elaboración

En primer lugar, pelamos el plátano (que debe estar muy, muy maduro; cuánto más, mejor) y lo machacamos en un bol grande con la ayuda de un tenedor. Añade las claras, tanto stevia como te apetezca y una cucharadita de levadura en polvo tipo Royal y mézclalo bien.

A continuación, ve añadiendo la avena por partes, mezclando cada vez hasta que se vaya formando una papilla consistente. Añade tanta como consideres necesario para que deje de ser una mezcla líquida y puedas manejarla con las manos. Si tiene pinta de revuelto pringoso, tranquilos que vamos bien. En caso de que la mezcla quede demasiado espesa o se reseque, puedes ir añadiendo un poco de agua.

Si tienes pensado hacer varios tipos de cookies, separa la mezcla en un par de montoncitos y añade a cada uno por separado el ingrediente extra: el coco o la canela, o ambos, o viceversa, o como quieras.

Ahora, ¡manos a la masa! Primero, humedécetelas con un poco de agua y haz pequeñas bolitas con la mezcla, cogiendo la cantidad que te quepa en el puño aproximadamente. Ve poniendo las bolitas sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal antiadherente (¡¡muy importante!!) y aplástalas un poco en forma circular (o si quieres ponerte artístico, es tu momento).

Por último, trocea las onzas de chocolate negro o si tienes pepitas, mejor (pero que sean de chocolate negro). Incrusta los trocitos o las pepitas sobre las galletas, tantos como desees. Si quieres, espolvorea algo de coco o canela como toque final.

Introduce la bandeja en el horno (a unos 180º, precalentado), durante unos 10-15 minutos. No les quites el ojo de encima porque se hacen en un plis-plas. Una vez horneadas, déjalas enfriar y consérvalas en un recipiente cerrado. ¡Que tengas unos felices desayunos y meriendas saludables!

**Si añades más plátano, la textura será más húmeda, mientras que si añades más avena y agua, al hornearse quedarán más secas y crujientes. Incluso puedes usar harina o salvado en lugar de copos de avena, u omitir el plátano si no te gusta.